El 12 de enero de 1933 llegan a Casas Viejas varios autobuses con guardias de asalto para sofocar una revuelta anarquista. Uno de esos autobuses tuvo un accidente durante el trayecto, aproximadamente a unos 6 kilómetros de la localidad gaditana. El autobús, que en un primer instante fue abandonado, desapareció como la niebla cuando sale el sol.

Cincuenta y seis años más tarde Martín Málcomer, agente del CESID, llega a Benalup de Sidonia (antes conocida como Casas Viejas) para intentar localizar el autobús siniestrado ya que en su interior se encuentran unos documentos que cambiarán no sólo el rumbo de la historia sino el de su propia vida.

En su intento por localizar el autobús, Martín vivirá las mejores y las peores experiencias de su vida.

¿Quieres acompañarlo en su búsqueda?

Contacto