Era la crónica de una muerte no anunciada, pero que se veía venir desde hace meses. El proyecto de Mozilla con el sistema operativo Firefox OS ha tocado fondo y hace unos días anunció que no seguirá adelante, así que de momento no será desarrollado y no se venderán más smartphones con dicho sistema operativo. No obstante el sistema operativo como tal seguirá en fase experimental para ver si de alguna forma puede integrarse en otros ámbitos como el Internet de las Cosas, como a través de la recolección de datos de los usuarios por parte de las compañías se crean dispositivos que interactúan de forma directa con los usuarios, por ejemplo si llegamos a casa por la noche, las luces de tu casa se encienden.

La idea originaria de Mozilla no era para nada algo descabellado, tenía fundamento y ciertamente se trataba de algo innovador, utilizar aplicaciones web, fáciles de crear y que no ocuparían apenas espacio en nuestros smartphones, pero es evidente que algo ha fallado, quizás la forma de ponerlo en práctica o quizás la falta de ese algo que motivase a los desarrolladores para que crearan apps para Firefox OS.

Prueba de que Firefox OS sólo ha muerto en su sección de smartphones es que continúa apareciendo en televisores de última generación, quizás la puerta de atrás para un sistema operativo que fue diseñado originalmente para ser instalado en smartphones de bajo coste y que tenía como objetivo alcanzar mercados de países emergentes, pero no ha dado resultado, BlackBerry ha conseguido entrar con mejor pie en países como la India mientras que el experimento de Mozilla se ha quedado en nada. El segmento donde Firefox OS pretendía hacerse fuerte estaba muy bien cubierto por smartphones con sistema operativo Android lo que aseguraba un gran ecosistema de aplicaciones cosa que Firefox OS no tenía y por eso ha llegado hasta este punto donde han decidido abandonar el barco y centrarse en otros aspectos. En cualquier caso me gusta elogiar a quienes arriesgan e intentan mostrarnos el mundo de otra forma, mostrarnos cosas nuevas a pesar de que no hayan tenido éxito.

zte open c

Es difícil predecir el futuro, bueno, no es difícil, es imposible pero siempre podemos aventurarnos a contar lo que puede ocurrir en el futuro y pienso que tarde o temprano el futuro puede pasar por una idea similar a la que Mozilla puso en marcha hace ahora dos años, las aplicaciones web no creo que sean un mal camino, quizás no el mejor, pero puliendo cierto aspectos quizás en el futuro veamos como la tendencia a crear aplicaciones web, que no ocupen espacio en nuestros smartphones pueden resultar más interesantes de lo que a priori parecen.

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone