¡Olvídate! no te esfuerces más, tus datos no están seguros. Esa es la realidad. En el momento que enciendes tu portátil o PC, en el momento que la alarma de tu smartphone suena por la mañana, estás desnudo ante la red, puedes tomar todas precauciones posibles pero al final seguirás estando desnudo, tus datos serán accesibles y si no has sido atacado quizás es por suerte o simplemente porque hay usuarios que son más accesibles que tu. Aunque parezca de que tienes una coraza, una armadura, no hay seguridad posible en la red.

Suena catastrofista, y así visto de una forma rápida lo es, no lo voy a negar pero es la realidad. En el momento que te subes al carro de Internet, de tener un smartphone, de descargar aplicaciones, de ver tus cuentas del banco online, de ceder tus datos en redes sociales, estás diciendo al mundo, aquí estoy, desnudo, ante ti para que veas y hagas conmigo (en este caso con mis datos) lo que quieras y como he comentado antes si no te ha pasado nada es simplemente porque hay usuarios más accesibles que tu. Pero este es el riesgo que hay que pagar por disfrutar de esta nueva era.

En el campo de la seguridad se ha avanzado mucho, sobretodo cuando se trata de ataques externos aunque todavía podemos leer noticias como las que recientemente se han publicado, ataques ahacker cuentas de Paypal, Dropbox, iCloud… queda claro entonces que somos totalmente vulnerables. Nuestros datos no están seguros pero como he dicho anteriormente es el riesgo que asumimos en el momento que nos unimos a caminar por esta vida, si no quieres morir atropellado por un coche, quédate en casa, dirán algunos, pero no es la solución, no podríamos aguantar mucho tiempo, por eso debemos asumir el riesgo pero no trivializarlo, sino tenerle el respeto que se merece y aplicar la mejor medicina, la lógica, si aplicas la lógica en tu andadura por Internet y en el uso de tus dispositivos móviles, los riesgos se minimizan. Aplicando el sentido común no estamos completamente a salvo pero nos ahorraremos un montón de disgustos. ¿Cuántos de vosotros os habéis leído las condiciones de uso de FaceBook cuando creasteis la cuenta? Posiblemente nadie o muy muy pocos. De nada sirve que pegues en tu muro el famoso mensaje de que a partir de un cierto día a una cierta hora no das permiso a FaceBook de usar tus fotos y vídeos amparándote en una ley que ni existe. En el momento que te registraste en FaceBook tus datos son tuyos, si, pero están a la vista de todos, es cierto que puedes acotar quien ve tus fotos o quien no pero eso no te garantiza nada, te lo digo por experiencia. Os puedo asegurar que siempre he tenido en cuenta el tema de la seguridad de mis datos, he hecho todo lo que está en mi mano para no dejar FaceBook u otras redes sociales y aún así, mi cuenta ha sido hackeada un par de veces, me ha suplantado la identidad y es el riesgo que asumo todos los días por participar de toda esta vorágine de tecnología y comunicación.

Os podría dar una serie de recomendaciones pero creo que si aplicáis el sentido común, mis consejos sobran, tratad de no publicar fotos comprometedoras, tarde o temprano acabarán saliendo a la luz, procurad no darle demasiada importancia a las redes sociales, es decir, publicad trivialidades y no fotos y publicaciones que delaten ciertos aspectos de vuestra vida que si pueden ser usados en futuro para machacar vuestra identidad en la red.

En cuanto al uso de los smartphones, Google lo sabe todo de ti, si, si quieres y si no también. Es muy probable que utilices un smartphone Android, el cual tienes que configurar con una cuenta de Gmail, a partir de ese momento le abres la puerta de tu casa a Google, y si hackean a Google le habrás abierto la puerta al hacker en cuestión. Pero como os he dicho antes, es inevitable, si quieres estar debes pagar ese precio. También he comentado que debes aplicar la lógica y el sentido común, serán tus mejores armas. He visto cientos de usuarios descargando una aplicación del tipo, desnuda a quien quieras con tu smartphone, olvídate, si hubieses aplicado el sentido común sabrías de antemano que ningún smartphone es capaz de quitar la ropa a nadie, por tanto se trata de una aplicación, tipo virus, que tratará de usar tus datos, si se que muchos de vosotros estaréis pensando que hay que ser muy tonto para descargar una aplicación de este tipo, pues creetelo, he visto cientos de usuarios intentando o queriendo descargar este tipo de aplicaciones.

En cuanto a la comunicación en smartphones, BlackBerry tenía la sarten por el mango, y a pesar de no ser 100% segura, su sistema de encriptación de mensajes y emails era probablemente lo mejor que se ha visto en cuestión de seguridad en smartphones. La compleja situación en la que se encontraba BlackBerry al final de la pasada década y la infraestructura que necesitaba para llevar a cabo dichas comunicaciones y mantener así ese alto grado de seguridad hizo que la empresa optara por el sistema tradicional del resto de fabricantes y con la llegada de su nuevo sistema operativo BlackBerry 10, BlackBerry dejó de ser sinónimo de seguridad. Y si, todavía puede considerarse más seguro que Android, pero no es ni mucho menos un asomo de lo que fue.

Tampoco debe ser una obsesión, sólo que debemos cuidar lo que publicamos, donde lo publicamos y con quienes lo compartimos, pero sobretodo, y no me cansaré de decirlo, lógica y sentido común, serán pilares básicos para llevar una vida en la red de forma saludable.