Los últimos años de BlackBerry no han sido fáciles, han sufrido una conversión dentro del mercado de dispositivos móviles que pocos imaginaban hace diez años. La erosión que ha sufrido la compañía los últimos cinco años ha sido tan fuerte que si hubiese sido otra empresa cualquiera ya hubiesen tenido que cerrar sus puertas, pero BlackBerry nunca bajó los brazos, lo ha intentado de mil formas diferentes y este año con la salida al mercado de la BlackBerry Priv parecen que han disparado su última bala.

Odio hacer de Nostradamus pero que BlackBerry haya anunciado su nuevo smartphone, la BlackBerry Priv, no me ha sorprendido lo más mínimo, ya hace más de cinco años que anuncié que BlackBerry acabaría por presentar algún día un smartphone con el sistema operativo Android, es más recuerdo que incluso me atrevía a “photoshopear” una foto de un BlackBerry para que pareciera que estaba usando Android. Por eso la llegada de la BlackBerry Priv no me ha sorprendido, es más lo esperaba y es que la situación de BlackBerry no es para menos y eso que lo ha intentado todo. Ha sacado al mercado smartphones que nadie se atrevería a sacar, basta recordar la BlackBerry Storm con un sistema táctil totalmente innovador aunque no diera los frutos que los desarrolladores de BlackBerry quisieran. Luego tenemos la Torch, que combinaba teclado físico y pantalla táctil y a pesar de las buenas críticas de este smartphone el sistema operativo no ayudó a que tuviese mejor reputación. Hace un año vio la luz la famosa BlackBerry Passport, que le han dicho de todo en redes sociales y blogs más o menos importantes a pesar de ser uno de los mejores smartphones que han pasado por mis manos en los últimos diez años. Y este año, cuando todo parecía perdido, cuando nadie da un euro por BlackBerry se sacan de la manga el BlackBerry Priv, el primer smartphone BlackBerry con sistema operativo Android. Posiblemente su única salida.

bb priv

¿Podrá hacer algo Android por BlackBerry? difícil respuesta a esta pregunta, quizás si, quizás no, eso sólo el tiempo lo dirá pero todo apunta que por lo menos el mercado no corporativo va a ser incentivado, va a tener un aliciente extra, ¿no querías Android? pues ahí lo tienes, un smartphone con Android que no tiene nada que envidiar a ninguno de los smartphones actuales del mercado, la excusa ya no puede ser “…es que no hay aplicaciones” pues ahora tienes más de un millón de aplicaciones para saturar a tu smartphone hasta la saciedad. En definitiva esa pregunta no creo que sea la más comprometedora, la más atractiva, supongo que lo más interesante será ver si BlackBerry va a seguir fabricando smartphones con BlackBerry 10 o si definitivamente se decantará por potenciar sus futuros smartphones androides y dejará de lado definitivamente sus intentos por entrar en un mercado donde la competencia cada vez es mayor y sobretodo donde las diferencias son a día de hoy abismales. Mi opinión personal es que BlackBerry 10 desaparecerá como sistema operativo, al menos de forma prioritaria y Android se impondrá o será prioridad para la marca canadiense pero sólo el tiempo despejará esa incógnita. Lo que está claro que dependerá de la acogida de la BlackBerry Priv, del apoyo de las operadoras y si realmente el terminal cumple con las expectativas de los pocos usuarios que apuestan aún por BlackBerry.

No se si la estrategia de BlackBerry es o no la correcta, no soy adivino aunque algunas veces lo parezca, quizás yo me hubiese inclinado por sacar varios dispositivos de gama media-baja con Android por supuesto, pero que pudiese llegar a más personas, a más usuarios tal y como pasó en su día con la BlackBerry Curve 8520 que fue líder en su sector durante más de dos años.

Llevo más de once años utilizando una BlackBerry como smartphone primario, hace poco me vi forzado a cambiar de rumbo y utilizarlo como smartphone secundario y/o de pruebas. No era mi deseo pero BlackBerry no cubría todas mis necesidades. Creo que el paso que ha dado BlackBerry con la salida al mercado de la BlackBerry Priv es un paso valiente, aceptando la derrota pero en ningún caso aceptando su muerte, sino que siempre tratan de reinventarse, eso sí, esta vez con algo más tangible para los usuarios, algo más cercano y conocido y no con experimentos que no le han llevado a ninguna parte. Sinceramente espero que resurja, porque aunque no lo creáis necesitamos que BlackBerry siga en pie, que siga forzando la máquina, que Apple, Google y Microsoft sepan que no están solas, que demuestre que tiene un sitio en este mundo tan complicado de los smartphones y quizás algún día, aunque muy lejano, vuelva a conquistar el mundo (muy muy difícil, pero no imposible). La BlackBerry Priv no es sólo un smartphone BlackBerry con sistema operativo Android, es el grito desesperado de una marca, de una leyenda que dice al mundo que si tiene que morir lo hará matando.

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone